Datos personales

viernes, 21 de octubre de 2011

... Y LLEGÓ EL DÍA TANTAS VECES ESPERADO

Y llegó el día tantas veces esperado, tantas veces reclamado, tantas veces soñado y frustrado.

ETA ha dicho que hasta aquí hemos llegado. Ayer brindamos en casa con un buen cava. Hace muchos años atrás se hacía lo mismo con la muerte de Franco. A mí me tocó ser un chaval por entonces, recuerdo que algo pasaba, que la gente se alegraba por algo, que en el bar de los aitas en mi querida y castigada Eibar se hablaba mucho, que las cuadrillas de txikiteros cantaban las habaneras con otro ritmo... algo estaba ocurriendo

Hoy, las cosas no son muy diferentes. En las caras, en los gestos, en las charlas, hay un sentimiento común de liberación. Del fin de la mafia etarra.

Mi primer pensamiento en cuanto conocí la noticia fue mirar a mi hijo Mikel jugando con sus cochecitos mientras Maialen, en el interior de un polideportivo, hacía largos en el curso de natación. Y pensé en que éllos, por fin, podrán tener siquiera un horizonte alejado de la violencia fascista, mafiosa de quienes nos tuvieron durante muchos años acobardados.

Mi segundo pensamiento, para amigos y amigas que cayeron bajo sus bombas y tiros en la nuca.

De seguido, para la polícia. Sí, esos guardias civiles que son buena gente, esos ertzainas... que son buena gente, para políticos, compañeros periodistas, abogados... tantas personas que han sufrido acoso, asesinato, persecución y silencio

También me acuerdo de la Plaza de Unzaga en Eibar. Cuando nos manifestábamos unos poquitos pidiendo la liberación de Ortega Lara, Aldaia... cuando un grupito de enfrente se nos ponía acosándonos, gente a la que conozco, y nos tiraban huevos y nos miraban con odio.

En fin, son muchos recuerdos que han aflorado en estas horas.

Hoy es día de alegría, aunque siento pena, de verdad, por quienes hoy están tristes y de forma agorera e irresponsable son incapaces de valorar lo que ha ocurrido. Naturalmente que los asesinos tendrán que quitarse las capuchas, dejar las armas, cumplir penas... pero no corramos tanto. Hay que ir dando los pasos necesarios. Y no, lo siento, pero no se trata de vencidos y vencedores. No. Se trata de la victoria de la democracia, de la paz, y la derrota del terrorismo, de la mafia etarra.

Me quedo con las palabras de un guardia civil en la cadena SER esta misma mañana del 21 de octubre de 2011. Un guardia civil que estuvo luchando en los Grupos Antiterroristas en Euskadi. A este guardia civil le mataron a su padre en un atentado. Su hija nació en Euskadi. Y le llamó Uxue. Ama Euskadi, suele correr la Behobia-San Sebastián. Este año repite. Ama Euskadi y a su gente. Y no tiene rencor. Mira al futuro, recuerda a su padre y piensa en su hija. Y ama a Euskadi a toda la buena gente que hoy vemos luz al final del tunel.

GORA ESPAÑA TA EUSKADI ASKATUTA!

1 comentario:

  1. eres un crak, pero comparto tu alegría

    ResponderEliminar